Durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo, generalmente nos rodean comidas y bebidas que aunque son ricas al mismo tiempo son muy calóricas. En este sentido las licenciadas del Servicio de Nutrición del Hospital de la Madre y el Niño, brindaron recomendaciones para evitar desde un malestar, hasta aumentos de glucemia y cuadros de deshidratación.

Las licenciadas en Nutrición, De La Fuente, Herrera Vallejos y Mercado, coincidieron en que si bien es razonable disfrutar de las fiestas de fin de año donde las comidas son una de las protagonistas principales, debemos tener en cuenta las consecuencias que puede sobrellevar los excesos y que existen maneras de planificar la cena para evitar desde cuadros de malestar, indigestión y deshidratación, hasta a un pico de hipertensión o glucemia entre  otras.

Tradicionalmente las cenas de fin de años contienen comidas con grasa y bebidas con calorías por lo que las licenciadas apuntaron a las comidas previas y posteriores, a modo de contrarrestar los efectos de esas comidas de navidad y fin de año.

 WhatsApp Image 2017 12 23 at 05.07.20

“Los concejos que podemos dar para estas fiestas son en primer lugar, evitar ayunos muy prolongados durante el día, es decir no saltear las comidas, para qué no lleguemos con demasiada hambre a la hora de sentarnos a la mesa a cenar” explicó la Licenciada De La Fuente.  Por su parte la licenciada Herrera Vallejos, recomendó durante el día tomar mucho líquido teniendo en cuenta que son días de intenso calor. “Preferentemente hay que tomar agua evitando gaseosas y jugos concentrados, y hacer durante el día comidas livianas y frescas que incluyan frutas y verduras”.

En cuanto a la cena en si recomendaron planear lo que vamos a elegir para comer, para no sentarnos a devorar todas las opciones que tenemos disponibles en la mesa. En lo posible agregar ensaladas y frutas al menú navideño.

En cuanto a las garrapiñadas, turrones, pan dulce, budines, las profesionales explicaron que son comidas para épocas de frio. “En realidad son costumbres de navidad, pero no tienen que ver con nuestra época de calor, entonces lo ideal sería probar, pero en pequeñas porciones” sostuvo la licenciada Herrera Vallejos.

Por otro lado, con respecto a las bebidas alcohólicas, teniendo en cuenta que son calóricas sin y no aportan nutriente alguno, recomendaron beber con moderación, y siempre con agua durante el día para contrarrestar no solamente un exceso de alcohol sino la deshidratación que el alcohol produce.

Para finalizar las licenciadas del Servicio de Nutrición enviaron su saludo a toda la comunidad deseando unas felices fiestas.