Adolescencia- Elección Vocacional Ocupacional en tiempos de Pandemia

“El país y el mundo han cambiado tanto y tan rápido que no hay caminos
únicos, ni exclusivos, ni trillados para caminar hacia el futuro. Apenas si hay
algunas intuiciones más certeras que otras”
J. M. Pasquini Durán

“Transitando el último año de secundaria y pasando por el peor año de nuestras vidas, cuando debería ser el mejor”, se escucha a las y los adolescentes.También dicen que la mejor etapa es la universitaria, o cuando te recibís, o cuando comienzas a trabajar. Cada etapa es importante si así la construimos.Hay que vivir y transitar este momento tan complejo, difícil y novedoso.
Nos atraviesa una situación única e inesperada.
Pensar en un proyecto de vida siempre fue incierto. ¿Cuántas personas crearon expectativas y armaron objetivos para este 2020 que no se pudieron cumplir o se cumplió a medias?

El pensar en hacer siempre tiene que ser motivador y alentador, que nos mueva de ese lugar de duda e incertidumbre, a la construcción de nuestro camino, que como siempre hay piedras que correr.
Y hablando de elección vocacional ocupacional vamos a tener en cuenta nuestros gustos, nuestras habilidades, fortalezas, debilidades, anhelos, potencialidades y limitaciones. Poder diferenciar los hobbies y comprender aquello que queremos profesionalizar, aquello que nos moviliza a saber más, y que fundamentalmente está en relación con nuestro deseo.
En la elección vocacional u ocupacional se pone en juego un acto en el que el sujeto puede desplegar su propio deseo. Decidir es un proceso. Implica poder pensar, interrogarse y hacer una apuesta por determinado proyecto de vida, en cierto contexto familiar y social.

En la adolescencia la elección de carrera u ocupación está ligada a la definición de identidad que se atraviesa. Es época de cambios (biológicos, psíquicos, físicos) dónde empezamos a pensar en nosotros, nuestros gustos, nuestros ideales, valores, dónde lo importante es el par, mi amiga, mi amigo, y empezar a pensarnos como sujetos autónomos. Ante esto, tiene que surgir la pregunta sobre ¿quién quiero ser?, transitando la etapa adolescente, ¿qué adulta/o quiero ser? Preguntarnos y repreguntarnos desde nuestra subjetividad.

Es común que los adolescentes comiencen su elección cargada de representaciones sociales que ponen en juego prejuicios en su decisión (carreras fáciles o difíciles, carreras que garantizan el futuro o con prestigio social, carreras desvalorizadas). Las representaciones sociales constituyen una manera de interpretar y de pensar nuestra realidad cotidiana. Las representaciones sociales son interpretaciones de la realidad, impregnada ésta, de categorías subjetivamente construidas. Se construyen desde un contexto social, histórico, económico, político donde el sujeto está inmerso. El orientador trabaja con el sujeto la representación social que puede obstaculizar, indagando sobre la construcción histórica de la idea, la cual puede ser por mera desinformación, y que el adolescente se apropie de la información de forma crítica y reflexiva.

Asimismo, al pensar en seguir una carrera universitaria o un oficio, es necesario informarse, en esta época de furor tecnológico tenemos a mano todo lo que necesitamos saber sobre el mercado laboral y el mundo de la educación. Pero no dejemos de lado las charlas con el otro, preguntar sobre las experiencias a nuestras/os adultas/os significativos y que acompañan, sostienen y alientan.

Releated

Trabajo Social- Genero y Diversidad!

En la Argentina el nuevo escenario nos encuentra inmersos en una complejidad, estamos transitando un momento sin dudas vertiginoso, el  mundo está afectado por una pandemia ocasionada por  el  virus del covid- 19. Esto sin dudas genera alteración en todos los órdenes de la vida de los sujetos, incluyéndonos como profesionales activos e involucrados desde […]

Hablemos de dengue en invierno

A pesar de que las temperaturas comenzaron a descender, es vital no bajar la guardia y no abandonar los hábitos de prevención dentro de casa. La población de mosquitos queda en estas épocas reducida a los huevos que sí soportan el frío y que por lo general resisten pegados en las paredes de los recipientes.