Cambió rotundamente su vida gracias a la donación de órganos

Historias de vida – Hospital de la Madre y el Niño/Se trata de Adriana, una paciente de 13 años de nuestro hospital, quien padecía de insuficiencia renal crónica. Estuvo un año y medio bajo tratamiento de diálisis, entró en lista de espera y hace un mes fue trasplantada gracias a la intervención de nuestros profesionales, INCUCAI, CUCAILAR, y la aplicación de la Ley Justina.

 

El Dr José María Ojeda, nefrólogo del Hospital de la Madre y el Niño, explicó que el caso de Adriana no es muy frecuente, si bien la insuficiencia renal es común, no es común que en esta edad pediátrica lleguen a necesitar una terapia de diálisis. “Hace un año y medio comenzó a hacer hemodiálisis gracias al aporte tanto del Hospital de la Madre y el Niño como del Centro Renal del Dr Buteler quien nos permite realizar el manejo de los pacientes pediátricos con esta problemática. La paciente estuvo un año y medio en terapia de reemplazo asistiendo 3 veces por semana y posteriormente entró en lista de espera de trasplante renal” detalló el Dr Ojeda.

 

Finalmente a los pocos meses se pudo concretar el trasplante con la intervención de CUCAILaR, INCUCAI, y de manera rápida gracias a la aplicación de la Ley Justina por la cual se registra un incremento de trasplantes en todo el país.  “Adriana ahora se encuentra en su casa, no realiza más terapia de diálisis y viene una vez por mes a realizar el control de laboratorio que corresponde. Es un cambio de vida rotundo ya que no tiene que depender de una máquina para vivir y puede retomar su vida normal” explicó el profesional.

 

En este sentido el Dr Ojeda explicó que es importante alentar a la donación de órganos, porque “es algo que le cambia la vida a muchas personas, en este caso a muchos niños, gracias a la Ley Justina se están trasplantando muchos chicos, más rápido que en otras épocas, permitiendo recuperar una calidad de vida a chicos que han sufrido mucho”.