“En la salud pública de La Rioja hay un nivel de humanitarismo que no se ve en otras provincias”

Hospital de la Madre y el Niño / Así lo expuso una familia oriunda de Buenos Aires, quienes relataron en primera persona, la experiencia de la atención de su hija, quien sufrió politraumatismo en un accidente. En muestra de agradecimiento se acercaron al voluntariado a donar ropa y elementos necesarios para los bebés del hospital materno. “La gente tiene que tomar conciencia del hospital que tiene porque esta atención y contención humana, no se encuentra en otras partes” remarcaron.

Alejandro Ramírez y Mariana Fernández son oriundos de San Miguel, provincia de Buenos Aires, cada año vienen a la localidad de Loma Blanca en Olta, y este año tuvieron el infortunio de que su hija de menor de edad sufrió un accidente motociclístico. Los mismos destacaron que la ambulancia realizó con urgencia los primeros auxilios y la menor fue trasladada al Hospital de la Madre y le Niño para estudios de mayor complejidad.

“El martes 15 ingresamos al hospital a las 23:30, y a las 1 de la madrugada estaba en la cama con todos los estudios hechos, le realizaron la tomografía y descartaron lesiones de gravedad, solo lesiones de tabique nasal. Nos atendieron genial y todo el tiempo estuvo contenida tanto por médicos y enfermeros, y le dieron el alta luego de permanecer en observación. Ahora continúa con estudios y tratamiento ambulatorio” detalló la mamá Mariana.

Alejandro el papá destacó que “la parte humana es increíble, estaría bueno que los médicos de otras provincias se contagien de la clase de personas que son, hasta el de la ambulancia me saludo con un beso. No estamos acostumbrados a eso, acá te saludan todos, le dan la comida no solo al paciente sino a las madres, mantienen la limpieza todo el tiempo, y están atentos al paciente.

“Nos sentimos con deuda de utilizar el sistema público que no cobra ni el combustible, por eso nos enteramos del trabajo del voluntariado con la residencia de madres donde son asistidas, y quisimos colaborar en su trabajo realizando esta donación de elementos. Nuestra hija está bien y no tenemos más que palabras de agradecimiento, el mensaje a la comunidad es que valoren el nivel de atención que tienen en el sistema de salud pública y sigan cuidando las instalaciones como lo hacen ahora” agregaron.